Liberación mental y emocional

El ser humano tiene derecho a vivir y expresar todo su potencial en todas las situaciones de su vida

El ser humano y su realidad

En esta era todos, sin excepción, deberíamos gozar de:

Libertad

Amor

Abundancia

Salud

Seguridad

Felicidad

Paz

No hay ningún límite excepto el o los que tú te impones a ti mism@.

¿Cómo? ¿Te perece absurdo? Pues no lo es.

¿Y si todo lo que crees que piensas y sientes es una 'obra maestra de ingeniería' que te mantiene en una 'pequeña caja'?

Si vas más allá de esos límites te darás cuenta de lo que ocultan, precisamente esa otra vida llena de amor, de felicidad, ... que te está destinada porque ese es tu 'derecho divino'.

No obstante, si cuando tienes un problema o una preocupación le das toda tu energía a esa situación, no sintiendo nada más, no pensando en nada diferente de ese problema, entonces toda la energía del miedo y de la preocupación se expande más y más.

Si fueras consciente de tu divinidad, entonces sabrías lo que tienes que hacer, porque con cada problema que creas, creas una solución al mismo tiempo.

Recuerda que tu cuerpo mental y tu cuerpo emocional se intoxican con pensamientos y sentimientos que nada te aportan.

El ser humano es creador de su propia realidad pero a menudo piensa que debe buscar una meta, fijar un objetivo, luchar contracorriente, dejarse la piel, sacrificarse por algo o alguien, ...

¿Cómo aprender a ser responsable de tu vida?


Cuerpo mental: creencias limitantes - Reprogramación del Subconsciente

En el día a día puedes imponerte muchos límites para cumplir con lo que ha marcado tu familia, tu sociedad, tu cultura, tu religión, ... y vives con miedo a defraudar, miedo a no estar a la altura, miedo a ser o parecer algo diferente, .. en resumidas cuentas, con miedo.

El miedo es un fruto mental y no se combate, se supera.

Todos los patrones o esquemas mentales, sistemas de creencias, etc. son el fruto de milenios de 'ensayo y error'. Tu mente cobija una cantidad inimaginable de creencias que buscan (en su origen) perpetuar tu supervivencia (como especie animal).

Independientemente del hecho de que el ser humano es capaz de validar las más absurdas creencias basándose en fragmentos muy parciales de la realidad, el mayor problema reside en que eres preso o estás atrapado por 'ideas' limitantes y caducas que quizás y sólo quizás en algún momento de tu historia fueron o parecieron válidas.

Podríamos hacer una lista muy extensa de todas las creencias limitantes con las que nos encontramos frecuentemente como: 'Ser esto o aquello es malo', 'Para que unos tengan otros deben dejar de tener', 'Los hijos son propiedad de los padres', 'Si quieres la paz prepárate para la guerra', 'Tod@s l@s ... son iguales', 'El dinero es malo', ... y otras tantas.

La buena noticia es que se necesita menos de una décima de segundo para 'cambiar de opinión' y redefinir tu vida libre de esas creencias.

Por otro parte, hay todo un sistema de creencias que se encuentra en una sección de tu mente que escapa a tu control consciente.

Cuando las creencias subconscientes entran en conflicto con tus deseos conscientes se produce lo que se conoce como el 'reverso psicológico'.

Entre el 95 y el 99% de tus acciones cotidianas se realizan desde el subconsciente. La mente consciente, que trabaja a 40 Hz y trata sólo un dato a la vez, no es rival ante el subconsciente, que procesa los datos a 40.000.000 Hz y trabaja con 10.000 variables al mismo tiempo.

Si en tu subconsciente anida alguna creencia que contradiga tu consciente, tus acciones o decisiones siempre tendrán un balance desequilibrado hacia el subconsciente.

En base a una serie de desencadenantes o catalizadores emocionales el subconsciente te puede traer 'en jaque'. El enemigo en casa.

En la mayoría de las veces no eres conscientes de la batalla entre esa parte de ti que dice que "sí", tu mente consciente, y esa otra parte que te controla, tu subconsciente.

Las terapias de liberación mental persiguen dejar atrás los "comportamientos de autosabotaje" eliminando las creencias conscientes o subconscientes que te limitan o te impiden vivir plenamente.

Por ejemplo, la culpa debería tener un cometido puramente educativo. Este sentimiento evita que repitas una y otra vez actuaciones erróneas y te conduce en cierta medida hacia el camino de 'ser mejor persona' siempre y cuando tenga un carácter constructivo y se empariente con la responsabilidad.

Echar la culpa a los demás es eximirse de responsabilidad y negar tu verdadero potencial para hacer que las cosas cambien.

Echarse la culpa a sí mismo es olvidarse de que como seres humanos tenemos limitaciones y los errores son la natural e impersonal consecuencia del aprendizaje y desarrollo.


Cuerpo emocional: emociones atrapadas - Liberación emocional

Las emociones atrapadas pueden hacer que hagas suposiciones incorrectas, reacciones de manera exagerada frente a comentarios inocentes, malinterpretes una conducta y causes un cortocircuito en tus relaciones. Pueden crear depresión, ansiedad y otros sentimientos indeseables que parecen irresolubles. Pueden interferir en el correcto funcionamiento de tus órganos o sistemas funcionales, pudiendo afectar tu salud física (dolor, cansancio o enfermedad).

Es frecuente que las personas se sientan 'pesadas' por su pasado, pero no parecen saber cómo recuperarse. Algunas buscan ayuda en la psicoterapia tradicional pero ésta se centra normalmente es sus síntomas.

Muchas personas fracasan en el desempeño de su vida a pesar de sus habilidades y dones. A menudo la causa subyacente es una emoción atrapada de un acontecimiento del pasado que está saboteando todo esfuerzo.

La mayoría de las personas se asombran al descubrir que su "bagaje emocional" es más literal de lo que habían imaginado.

Revivir las situaciones que provocaron esas emociones es del todo innecesario.


Implantes energéticos

Los "implantes energéticos" son barreras vibracionales que tienen como objetivo obstaculizar tu progreso en todos los aspectos de tu vida: físico, emocional, mental y espiritual.

Implantes de limitación, parásitos energéticos, larvas astrales, seres sutiles, entidades de bajo astral, ...

Estos dispositivos o agentes son los encargados de mostrarte falsos escenarios o presentarte argumentos ilusorios. Intentan controlar tu existencia a través de tus pensamientos y emociones.

Uno de los síntomas más comunes de la presencia de estos implantes es el miedo.

El miedo es una vibración polarizada en forma negativa, que crea un velo de energía capaz de obnubilar tu conciencia.

Puede que te hicieran creer que estabas sol@ en el Universo, o te hicieran creer que existía un Dios castigador, o te hicieran creer en tu culpabilidad.

Cuando se vuelve extremadamente difícil tomar decisiones basadas en tu verdad, tu comportamiento emocional se vuelve errático. A menudo la depresión se instala y se crea un circuito vicioso negativo: motivación en caída libre, alimentación desequilibrada, descanso inadecuado, ausencia de ejercicio físico, ...

Mi experiencia me ha demostrado que el 'lenguaje del alma' es liberador porque no tiene juicios, no tiene miedos, ... es un 'lenguaje de amor'.


 


"- Yo veo al ser que hay en ti. Bienvenido a este espacio." Núria (facilitadora espiritual)