diccionario metafísico aire de luz - descifrando la dinámica energética

Gracias a las rodillas puedes caminar, correr, en resumidas cuentas, avanzar. Sin ellas tampoco podrías ni arrodillarte ni saltar.rodilla

¿Cuál es tu estado mental respecto a la jerarquía? ¿Eres capaz de transigir a los mandatos de los que están por encima de ti?

Y con respecto al cambio, al movimiento o a la dirección que toman las cosas ¿Cuán flexible eres?

Las rodillas manifiestan tu grado de flexibilidad y sirven para amortiguar los golpes. 

Una rodilla que se dobla fácilmente es un signo de humildad y flexibilidad. Por el contrario, si tienes problemas para doblar las rodillas, estás expresando cierta rigidez mental o desvalorización personal.

Si tus rodillas ya no responden, puede que estés experimentado un conflicto con la autoridad (jefes, padres, profesores, ...) o que tengas miedo de llevar a cabo una acción que te haría ir hacia delante. 

De hecho, si tienes la sensación de que te ves obligad@ a obedecer (incluso a tu pareja o hijos) puedes mantener un conflicto mental que repercuta en tus rodillas.

Si tienes fluidos en las rodillas probablemente te estás inhibiendo emocionalmente contra el flujo natural de los acontecimientos. Denota resistencia al movimiento.

¿Puedes llegar a considerar que quizás seas algo testarud@, rígid@ u orgullos@? 

¿Rechazas inclinarte ante una persona o una situación?

La arrogancia, la testarudez o la simple resistencia hacen que cualquier progreso o avance sea penoso, incluso doloroso.

Toda desvalorización física puede afectar a tus rodillas.

Los daños óseos o de los tejidos blandos denotan un profundo conflicto interior.

¿Cómo sería aprender a aceptar y abrirte a la vida sin condiciones? Abrirte a una nueva realidad que no podías ver antes, ya que eras prisioner@ de tu propia concepción del mundo. 

¿Crees posible dejar de lado toda frustración y culpabilidad por querer marcar tú el ritmo a tu entorno? 

¿Cómo sería vivir conectad@ a tus verdaderos valores? Volver a lo esencial y permitir que sea tu corazón y no tu ego el que tome las decisiones. Cesar la lucha. Abrazar el perdón, empezando a ti mism@.

 

volver