Percepción extrasensorial

Tener percepción extrasensorial es algo mucho más común de lo que pensamos ...

Ser diferente

"Ser diferente" y aceptarlo es una forma de decir "tengo todo el derecho a ser auténticamente yo".

Todos tenemos el canal de la intuición habilitado (incluso aunque hayas renunciado a escucharlo) y todos hemos en algún momento sentido una presencia, un contacto con algo que no se explica en los libros. En nuestra práctica clínica vemos a muchos adultos que cuando fueron niños vivieron episodios de miedo o de aislamiento al experimentar estos eventos.

Una de las cosas que más afectan a los niños que pueden ver "seres desencarnados" (o espíritus, o fantasmas, ..) o tienen sueños o visiones premonitorios es el hecho manifiesto de que las personas que deberían guiarles no pueden o no saben cómo ayudarles, a veces incluso reaccionan mal ante sus declaraciones o interrogaciones.

Estos niños piensan que no son niños normales, pero esto es fruto de la confusión, el aislamiento y el ocultismo que rodea estas capacidades. Todavía hoy hay personas que defienden que la clarividencia, la telepatía, la telekinesia, es algo maligno o algo oscuro, prohibido por Dios.

Lo más serio de esta situación es que los niños tienen mucho miedo porque nadie les ha explicado lo maravillosos que son, nadie les ha explicado que pueden gestionar todas esas situaciones cotidianas sin mayor dificultad y que pueden utilizar la energía para hacer sus vidas más amables.

En nuestra sociedad, los mecanismos oficiales tienden a encauzar este asunto a través de la farmacología. Existen toda una serie de protocolos diseñados por personas sin ninguna capacidad extrasensorial para hacer "callar" la voz de los niños que sí disponen de ellas.

La premisa de nuestros gobiernos es "si llegan a desarrollar la capacidad para ver más allá de nuestras mentiras no seremos capaces de controlarlos". Casi toda la información que existe al alcance de una persona con inquietudes sobre esta capacitación proviene de los medios de comunicación o industrias que explotan el miedo, el sensacionalismo y la ignorancia para entretener y/o crear ingresos multimillonarios.


Miedo a sentir

No es por lo tanto difícil encontrar personas que han ocultado su capacidad para ver, oír, sentir todo aquello que "es imposible" según los parámetros de la tecnología existente. No hace más de medio siglo si alguien hubiese osado imaginar y hablar de un teléfono portátil habría recibido la etiqueta de "idiota", aunque hoy en día serían llamados visionarios.

La percepción extrasensorial se engloba en el mundo de la energía cuántica, es decir desborda la capacidad de análisis de la física clásica y sólo somos capaces de entenderla si mantenemos una mente abierta hacia el mundo de lo intangible.

En las monografías sobre los cuatro cuerpos mencionábamos que vivíamos en cuerpos electromagnéticos en entornos electromagnéticos y que nuestra capacidad sensorial no se reduce a los cinco sentidos clásicos.

Muchas veces "sentir" es algo "malo" simplemente porque se escapa de la capacidad de análisis de nuestra mente. Esta maravillosa herramienta que es la mente no fue diseñada para "sentir" sino para analizar, pero es a través de ella que podemos conceptualizar lo que sentimos.

Que duda cabe que si no hemos alcanzado como civilización un nivel adecuado en la gestión de nuestros pensamientos y emociones que nos permita vivir en paz y armonía con nuestro entorno, difícilmente podemos esperar que hayamos sabido integrar la capacidad extrasensorial que demuestran nuestros más pequeños.

El miedo y la duda paralizan todo atisbo de evolución, y la vergüenza y la culpa nos encierran en un lugar oscuro y poco amable.


Ser mag@

La magia se obra cada vez que una persona (grande o pequeña) descubre que su cuerpo de carne contiene un maravilloso "ser de luz" con un potencial enorme, que las apariencias del mundo físico son sólo una cortina de humo, que la vida es un espacio de experimentación y que él o ella puede crear usando su mera intención.

Los niños tienen la capacidad para cambiar todo aquello que desean porque tienen menos condicionamientos que los adultos. Lo vemos casi a diario en la práctica clínica. A un niño le basta una mera demostración o explicación para "cambiar el chip", para empezar a hacer las cosas de otra manera, para empezar a darle una nueva oportunidad a la vida, algo diferente a lo que los mayores tienen y guardan en mente.

Es sorprendente ver cómo se le ilumina el alma a un niño cuando descubre que es el "fantasma" el que tiene miedo, es decir que cuando él/ella ve a un ser desencarnado lo que está sintiendo no es su propio miedo, su propia ira, o su energía sino la de ese ser. Algo parecido pasa cuando les confirmas que los "monstruos del armario" (espíritus disfrazados) sí existen (y dejas de negarlo sólo porque no los ves) pero que no tienen ningún poder real sobre ellos (sobre los niños) porque la energía de un monstruo es de pobre calidad (a la altura de su vibración energética), mientras que un ser humano dispone de energía infinita a su alcance, la energía del amor.

La magia no es sólo ser capaz de transformar el patrón de diseño de un elemento material, la magia también es saber que todo tiene un sentido, que debemos aceptar que otros seres humanos han elegido pasar por ciertas experiencias que nosotros consideramos "dolorosas" y contemplar la magnitud de la creación desde la óptica del amor del que nos ha diseñado.


Sentir la energía

Cuando una persona descubre que no está sola, que hay muchas más personas que como ella sienten lo que pasa a su alrededor de una forma diferente, que tienen sueños especiales, que pueden ver las enfermedades en la gente, ..., se abre una puerta que conduce a la toma de poder de su verdadera identidad.

Sentir lo que nos rodea nos hace ser mejores personas porque nos conecta con el universo. La sensibilidad ha sido durante milenios castigada, reprimida, enjuiciada, ... porque nunca ha sido útil para los que nos "dirigen". Nos han hecho creer que todo debe conseguirse a través del esfuerzo constante, del trabajo y de la negación de nuestros sentimientos. Han querido convertirnos en seres autómatas y dependientes de lo que producen nuestras "amadas" fábricas.

¿Te has preguntado alguna vez por qué ponen tanto esfuerzo en mantenernos distraídos? Pues simplemente porque la verdad está en tu interior y si aprendes a amarte a ti mismo dejas de desear lo que te proponen con tanto ahínco en el exterior. Y entonces empiezas a sentir la vida ...


Ser feliz

Se han descrito niños (oleadas) con características especiales y se les ha dado etiquetas tales como índigo, cristal, arco iris, ..., para diferenciar sus energías más distintivas, pero en nuestro planeta, los seres humanos siempre hemos tenido esa conexión con el mundo intangible.

La cuestión de fondo es que tu capacidad para percibir un mundo más complejo, más rico en sutilezas, más diverso e interesante, no será una invalidez o un impedimento si tomas conciencia de que el poder viene de tu interior. La confianza es una herramienta que se cultiva, se riega con amor y da hermosos frutos.

Muchas personas inician un camino espiritual en una búsqueda por adquirir dotes paranormales, pero poco importa si en su recorrido despiertan o no su percepción extrasensorial, pues el camino les acabará llevando hasta el punto que necesitan para evolucionar.

Los niños de hoy serán los adultos experimentados y confiados del mañana, capaces de vivir usando la magia y todos sus sentidos.


Resumen de las capacidades extrasensoriales más comunes

 


"- Yo conozco al ser que hay en ti. Bienvenido a este espacio." Núria (coach espiritual)