Autoridad

La autoridad nace de la dependencia.

Fundamentos

Por muchos tipos de autoridad que haya (autoridad moral, autoridad personal, autoridad organizacional, ....) la autoridad siempre tiene un carácter impositivo, desindividualizador y enajenante.

La autoridad nace en el momento mismo en que nuestros pulmones toman su primer aliento de aire y descubrimos que dependemos inexorablemente de otra persona para sobrevivir.

En este primer contacto con la vida, que es el nacimiento, y en todo lo que lo sigue, toda una serie de experiencias "de repetición", de aprendizaje, de educación, ..., a lo largo de nuestra infancia tenemos una constante que nos permitirá dar el salto al mundo social, la adecuación de nuestro comportamiento y de nuestra forma de pensar a lo que la autoridad - del momento - estipula.

Podemos concluir que la autoridad nace de la necesidad. Por ejemplo, en un país no habría paz social sin una autoridad que la preservase. Y así en la empresa, en la familia, ...


La autoridad "del padre"

¿Qué es el padre? ¿Qué función tiene el "hombre" de la familia? ¿Qué representa la autoridad del padre?

La figura masculina (energía yang presente en todo tipo de de estructuras familiares) tiene por lo general la última palabra en la ampliamente instaurada familia "patriarcal".

La autoridad del padre es la "autoridad del guía", la "autoridad del cazador". Podemos obviar que nuestros comportamientos siguen aún patrones que se instauraron en la época de las cavernas pero acabaremos inexorablemente llegando a la conclusión que "el hombre" (figura masculina) en el núcleo familiar es clave a la hora de "ir de caza", de "buscar nuevas zonas de refugio", de "rechazar la amenazas externas". Todo en sentido figurado, por supuesto.

El padre no necesita especialmente demostrar sus sentimientos, ni acomodarse a los de los demás, ni siquiera interesarse por ellos, para cumplir con las tareas propias a la supervivencia del clan. De ahí que la "ceguera emocional" sea una facultad común en muchos "hombres" allende en el mundo.

La autoridad del padre legitima (o invalida), selecciona (o excluye), protege (o yerra).

Este tipo de autoridad puede ejercer violencia física mucho más fácilmente que otro tipo de violencias porque su estructura de poder es mucho más llana y simple. Aún y así también puede ejercer otros tipos de medios de abuso como el desprecio, la indiferencia, la dejadez, el olvido, ...


La autoridad "de la madre"

¿Qué es la madre? ¿Cuál es su función? ¿Que representa la autoridad de la madre?

La figura femenina (energía yin) es dadora de vida en su sentido más amplio. El concepto "vida" está directamente asociado a alimento, a emociones, a aprendizaje de la sexualidad, en definitiva a todo lo que se encuentra intramuros en un hogar y que equivale al interruptor de la supervivencia de los más pequeños.

La autoridad de la madre asigna (o deniega), autoriza (o prohibe), sostiene (o abandona).

Este tipo de autoridad sólo puede ejercer violencia física con el consentimiento de la autoridad paterna, así que ha desarrollado formas más sutiles y emocionalmente más complejas (o retorcidas) para mantener su estatus.


¿Cuál es la realidad más común?

En definitiva un hogar feliz es aquel en el que las autoridades parentales se ejercen de forma armoniosa, estructurada, de forma que capacitan a sus miembros más pequeños para convertirse en "futuros portadores de la autoridad". La ausencia de autoridad parental, o de puntos de referencia, suele convertirse en foco de problemas de sociabilización, que a su vez implica el respeto de ciertas reglas del juego.

No obstante nuestras vidas como seres humanos suelen estar marcadas por el lastre de generaciones y generaciones que han sufrido abusos dentro del núcleo familiar, atropellos, abandonos físico o emocional: padres ausentes, autoritarios, abusadores, ... madres castradoras, déspotas, torturadoras, ...; aunque también hay casos de familias felices, llenas de amor, comprensión, sabiduría y armonía.

Aunque no hay dos familias iguales ... constatamos un ingente número de enfermedades, de mochilas emocionales y de trastornos mentales que tienen como origen un conflicto con la "autoridad".

El ser que se desarrolla en un entorno hostil aprende a priorizar la supervivencia a través del ingenio, la violencia o la huida y crece sin un referente que le haga mirar hacia su interior para descubrir lo maravilloso que es.

La autoridad nos educa, nos inocula los patrones mentales que marcarán nuestra vida, nos asigna papeles o roles, ...

Así el individuo puede llegar a creer que ha perdido su soberanía, pero es falso, nunca la perdió, sólo se adaptó. Puede rebelarse, o puede huir de la toma de su propia responsabilidad, o puede incluso esperar su turno para ejercer su propia "tiranía".

Cuando te rebeles contra la autoridad de tu entorno piensa por qué se está manifestando ¿Qué es lo que realmente te está poniendo a prueba? Tu propia autoridad interna y los controles que tienes sobre ti mismo. Ahora lo puedes estar exteriorizando en mayor grado para poderlo ver mejor, para que puedas verlo en el exterior. Y tu tendencia puede ser la de culparlos a ellos, la de enfrentarte a ellos. Pero realmente solo te lo haces a ti mismo.

Algunos de los hombres y mujeres más libres que han vivido en este planeta estaban en países que tenían dictaduras absolutas, y ellos ni siquiera fueron conscientes de eso, ni siquiera les importaba. No les interesaba ni la policía, ni los jueces, ni las corporaciones, ni nada de eso, porque simplemente eran libres. Cuando eres verdaderamente libre, no hay ningún otro humano, ningún extraterrestre, ni ningún ser de ninguna otra parte que pueda arrebatarte eso. Puedes vivir en una prisión y ser totalmente libre.

En tus manos está aceptar el escenario de juego que "te ha tocado vivir" para cambiarlo desde dentro, desde ti, desde tu interior ...

Eres un ser soberano. Está en ti la verdadera autoridad.

Tienes la habilidad y autoridad para cambiar el sendero en el que estás y empezar a caminar tu vida en la luz. Pero sólo tú puedes hacer ese cambio por ti mismo.

La autoridad es como el amor, una herramienta que mal llevada puede ser destructiva.
Bien llevada ayuda a la supervivencia, guía y evolución del propio ser.
Lo ideal es llegar a desarrollar un concepto de autoridad propio y ligado a la responsabilidad.
Una vida donde reine el respeto - empezando por ti mismo-.

Es tiempo de despertar.

abuso autoridad

abuso autoridad

abuso autoridad

 

La alternativa es la toma de conciencia.



 


"- Yo veo al ser que hay en ti. Bienvenido a este espacio." Núria (coach espiritual)